Noticias

El Bosque Encorvado de Pomerania

el 31 mayo, 2016

Hace unas semanas hablábamos de inteligencia vegetal, de cómo el mundo vegetal percibe a través de más sentidos de los que conocemos los humanos, y de cómo las especies se comunican, aprenden, recuerdan y reaccionan en consecuencia. Navegando por la red nos hemos encontrado con la respuesta de estos pinos a algún fenómeno para el que todavía no hay una explicación.

En efecto, existe un pequeño bosque de pinos en Polonia, en la Pomerania occidental, en el pueblo de Gryfino, cuyos 400 ejemplares presentan una curiosa curvatura en su base: los lugareños lo llaman «Crooked forest»(«Bosque encorvado»). Estos árboles, plantados alrededor de 1930, dibujaron un brusco giro de 90º hacia el norte, al poco tiempo de haber brotado, para volver después a su posición natural vertical… Hay quien opina que presentan esta curva como respuesta a un fuerte viento, o a la acumulación de nieve por alguna gran nevada, -extraño, porque otros árboles de la misma especie y edad, alrededor, crecen perfectamente rectos-; también se dice que estos árboles fueron aplastados por los tanques que circularon por la zona durante la Segunda Guerra Mundial; otra causa que se aduce es que el ser humano les habría dado esta forma con el propósito de producir madera curva empleada en la construcción de buques, que la invasión nazi interrumpió: pero los habitantes de Gryfino rechazan de plano esta posibilidad, puesto que jamás ha sido empleada la madera de pino para la construcción de barcos…

¿Un hongoMelampsora pinitorqua-? ¿o causas más estrambóticas, que no faltan, como anomalías gravitacionales, «energías malignas» o fenómenos extraterrestres como los que «motivan» los círculos en los campos de maíz…?
Hay conjeturas para todos los gustos, pero la verdad es que la sorprendente respuesta de estos árboles oculta aún su motivo…
Compartir esta noticia:
puntualEl Bosque Encorvado de Pomerania