Noticias

Vivir el verano

el 13 julio, 2016

El verano avanza y llega el tiempo de vacaciones. El nombre de las vacaciones -que nos suena tan bien- les viene del latín vacatio, que se refiere a un período de «vaciamiento» o suspensión de las obligaciones y actividades habituales, y, por tanto, deberían liberarnos de cualquier trabajo acostumbrado y alejarnos del entorno cotidiano. Se pierden muchas energías en los trajines del año laboral, y se gama mucha tensión, así que cuanto más y mejor descansemos durante las vacaciones, más espacio dejaremos para las posibilidades de tener una vuelta más plena y cargada de empuje y fuerzas.

No es fácil, vivimos en un mundo que no se detiene un instante, casi siempre dirigido por las prisas y el estrés; las tecnologías nos conectan continuamente al trabajo y no entienden de vacaciones ni descansos; pero para las personas que están tras ellas es imprescindible permitir al cuerpo y a la mente restablecerse para mejorar. El descanso es tan importante para el trabajo como el trabajo mismo: resetea la mente, proporcionándole nuevas aproximaciones y puntos de vista sobre lo que nos espera a la vuelta, y la renueva.

Dormir la siesta, descansar sin hacer nada, caminar, leer, disfrutar de las personas que queremos, viajar… cualquier cosa que hagamos debe ser disfrutada en el instante en que se produce: aquí y ahoraDesconectarde las tecnologías o establecer momentos para ellas, pero sin obligaciones… Olvidarnos de la multitarea ycambiar el ritmo, no tiene por qué haber rutinas ni horarios; y dejar fuera en lo posible las preocupaciones, que jamás arreglan nada: nos asombrará comprobar que la vida fluye y pone cada cosa en su lugar…

El verano es tiempo de descanso, porque de la calidad de nuestro descanso dependen también nuestrasempresas, la buena y fresca planificación, la optimización de los procesos, y su buen funcionamiento y salud para la próxima temporada. Por eso es tiempo para las personas.

Tomar un vino con la gente en el bar del pueblo, alargar las veladas con los amigos, escuchar con toda atención el sonido del mar y del río entre las piedras, ver la lluvia de estrellas… ¿Cómo «vaciaremos» la mente este verano? Momento a momento. El verano va a ser diferente, porque cada verano es único e irrepetible en nuestras vidas.

¡Feliz verano!

Compartir esta noticia:
puntualVivir el verano